lunes, 26 de mayo de 2008

modernas de mierda

Hoy voy a hablaros de ese tipo de chicas de “tomo cocaína y me da igual tu pito y me río de tu cara y no me vas a conseguir y déjame en paz que estoy vomitando y voy a salir en el vogue y no cago porque me da asco y porque no como y me río como una hiena y bebo litros de coca-cola Light y tengo un myspace para poner a los cerdos de los tíos y si me pillan esnifando diré que mi padre me acosaba y que mi vida es una mierda y grandes artistas del momento me llaman para hacer perfomances con mi regla, hasta que deje de tenerla por inanición y en realidad quiero ser actriz y escucho cocorosie los domingos y lo más difícil es disimular las ojeras y me hago la bollera cuando salgo y nadie hablará de nosotras cuando hayamos engordado”
No conozco a ninguna criatura así, porque en Murcia no hay. Dios no nos ha proveído de semejantes seres. Pero las veo en las revistas. Esas revisas que no valen dinero porque nadie las compraría. Y en los programas que hablan de cosas para follar y música, a partes iguales. Suelen ser modelos, casi niñas y al contrario que la modelo gárrula que se casa con un empresario o un futbolista antes de cumplir los 30. Son modelos modernas. Muñecas fashion, pálidas y sonrosadas como fresas con nata. Salen haciendo las payasas con gafas de sol muy grandes. Son trendys, van de sobradas. ¿Conoces tú a alguna? En Barcelona espero ver si de verdad existen. ¿Qué será de estas pobres criaturas al cumplir los 25? ¿Dónde se esconderán? ¿Irán a la papelera de reciclaje?

Gracias Marina por inspirarme esta retahíla inspirada en tu abnegado amor por la moda.

miércoles, 14 de mayo de 2008

JESUS ESTÁ EN PELIGRO!


Quedaros con este nombre RYAN SCHALLENBERGER. Ehh… ya sé que es imposible quedarse con él. Pero quedaros con su historia. Este nombre pertenece a un genio de 18 años y…
Bueno, para entender la historia de este chico, pongámonos en antecedentes: Dios creo el universo. 5.000 años después según los cristianos (15.000.000.000 años después según los demás) Jesús vivió y murió para redimir a la humanidad. En el siglo XVI, Giordano Bruno fue quemado en la hoguera por afirmar que el universo era infinito. En el siglo XIX Feuerbach criticó al cristianismo, apoyó el ateísmo y finalmente Nietzsche mató a Dios. Bueno, más bien firmó su sentencia de muerte. En el siglo XXI, una vez muerto Dios. Ryan Schallenberger tiene un plan maestro para ir mucho más allá que Nietzsche. Ahorrándose además tener que pensar o escribir libros que no matan a nadie realmente. Su plan, un nuevo hito en esta escalada de ¿teicidios? Es mucho más simple y directo.
Ryan fue detenido porque se encontraba comprando grandes cantidades de productos explosivos para hacer explotar toda su escuela. Morir y una vez muerto EN EL REINO DE LOS MUERTOS (esto lo subrayo porque es un importante detalle) matar así a JESUS. Por supuesto que este genio es estadounidense. Ahora todos estaréis pensando en los mismos detalles que yo. Sí, se ve que al chico nadie le avisó de que Jesús ya está muerto. De que matar a toda una escuela is not the way to go to heaven. Y por supuesto que matar después de muerto es solo digno de insignes españoles como el Cid.
Deberían de estar haciendo ya haciendo la película de su vida en telefilm. Con Michael J fox en el papel de un inquieto Jesús amenazado. La película de Chicho Ibáñez Serrador se llamaba quién podría matar a un niño. Esta se llamará ¿quién podría matar a Jesús?, y la respuesta es: un niño… americano.

http://blogs.periodistadigital.com/cronicanegra.php/2008/04/30/un-joven-detenido-eeuu-queria-morir-0987

viernes, 9 de mayo de 2008

esto es una entrada que no sé borrar

me encanta que los planes no salgan bien

SOS 4.8.3 LAS CONCLUSIOENS DEL BIODJ

SOS 4.8.3 LAS CONCLUSIOENS DEL BIODJ

http://es.youtube.com/watch?v=P1pjOdWd77I

Podría seguir con más historias de impacto. Como cuando bailé una danza india con gente con burka; o atravesé, destruyéndola, una performance que eran cajas apiladas. O cuando le dije al segurata que era técnico de sonido, que iba a apagar el sonido de una performance que era un pato haciendo un cuac cuac incesante y horrible (Sí, yo apagué ese horrible sonido). Pero ya da igual.

Pasados unos días, me quedan recuerdos dispersos, algunos inconexos. Pero eso sí, no me pararon de pasar cosas y las aproveché al máximo. Al máximo de felicidad. Los recuerdos felices, intensos y vívidos son como una droga. Su efecto puede atontarte uno o dos días. Luego casi no merece la pena recordarlos. Y menos publicarlos. Te dicen: eso ya pasó. No se puede vivir de los recuerdos a no ser que seas un viejo de muchos años y hayas sido muy importante y te pidan que los escribas. Qué irónico que cuando ya no te acuerdas de nada te pidan que recuerdes… No se puede vivir de ellos, no llevan a ninguna parte, pero siempre queremos más, fabricar recuerdos, y los recuerdos se fabrican viviendo, haciendo cosas. Los recuerdos son una droga. Incluso, a veces, recordamos cosas para tranquilizarnos, para no pensar en el futuro extraño.
Para que los nuevos recuerdos sean buenos, sean de calidad, para eso hay que reinventarse, no vale repetir el mismo gag, hacer lo mismo todos los días equivale al olvido. Todos mis días reiterativos y grises de instituto los podría agrupar en unos pocos inclasificables recuerdos. Para recordar, cada acto tiene que ser más original que el anterior. Ser algo nuevo. Para eso hay que ser creativo en la vida. Viajar, cambiar el marco de tu vida. Ser brillante en cada acto de entretenimiento. Vivimos en la cultura del perfeccionamiento de la diversión. Y en eso yo aspiro a una cátedra. Por algo será que lo que menos voy a recordar del SOS van a ser los grupos. En el festival de la sostenibilidad, lo que menos importaba, después de la propia sostenibilidad, era la musicalidad. Es lo que tiene hacer un festival casi tecno. Alguien conoce una música que se olvide más rápido que el tecno?
Todo me daba igual. Todo lo había visto. No iba a sentir ninguna emoción nueva con la música. Así que me sirvió de decorado para la diversión. Aunque emborracharse y ponerse ciego tiene muy poco que ver con la memoria. Y menos con la sostenibilidad. Allí lo que triunfó. Además de la rufuswainwrightcidad. Fue la chemicalbothericidad, la bakalukicidad post-rutadelbakalao. Quién vaya a reciclar los papeles que tenga ahora a mano después de haber ido al festival que levante la mano (a no ser que esté usando papel higiénico y entonces mejor que deje la mano donde está)
Pero ¿Sostenibilidad? ¿Para qué? He matado millones de neuronas, y la mierda y la basura iban al suelo por todo el festival, no precisamente en envases reciclables. Así que si fuera un niño que tuviera que aprender algo estos días, mí moraleja sería: consúmete a ti mismo. Agota todos tus recursos, exprímelos al máximo. Y si nos hacemos esto a nosotros, qué no le vamos a hacer a la naturaleza. Ese simple decorado donde llevamos a cabo nuestra demoledora locura, así hasta que se acabe de caer (el decorado) y con ello termine la función.

miércoles, 7 de mayo de 2008

SOS 4.8.2 LA VENGANZA DEL HOMBRE VERDE


Empezaba mi función en el SOS. No sabía qué iba a hacer. Antes y después de mí había 9 djs de tecno. En todas sus variedades. Diferentes collares, misma mierda. Empecé pinchando solito. Empezó a venir gente. La cosa se animó se animó se animó y eso empezó a ir todo rodado, como la bola que persigue a Indiana Jones en un pasadizo, pero hacía arriba, no hacía abajo. Fue una experiencia personalmente fantástica. Disfruté y me agobié a partes iguales. No fui el único que terminó de trabajar. Me reuní con Johann, y ale. De nuevo al gambiteo. Nos metimos a recorrer los intersticios del SOS. De arriba abajo. Un marco arquitectónico incomparable para ser unos backstage.
Allí de dentro, de los uvecés (WC), apareció, como suele pasarnos a todos de tanto en tanto, un hombre pintado de verde intentando quitarse kilos de pintura. A lo que no tardé en reírme de él. Su pintura no saltaba. Yo le dije: ESO TE PASA POR ARTISTA. Lo tengo en video, ¿es que no os lo creéis? ¿Cómo que no me creéis? Buscad, buscad en youtube: hombre verde acosado por gente normal y veréis. He descubierto mi vocación. Reírme de los artistas. Seguimos buscando los camerinos, buscando esa botella de alcoholazo sagrada que todo artista se merece, pero no dimos con ella.
Al día siguiente sí que encontré los camerinos. Pero ya iba yo solo, de tunante por ahí. Hasta había uno para mí, lo habían desvalijado, pero quedaba una botella de whisky. Que no tardé en coger. Me fui entonces al camerino de Las cabriolets a por hielo y coca cola. No estaba la Alabimbambumbose. Pero había mucha gente, que serían sus coleguillas. Parásitos de famosos. Gente mediocre que va de flipada. Muchas tías feuchas y encima arrugadas por la mala vida. Y algún tío con pinta de rockero mercenario venido a menos, que fue el único que parecía radiar simpatía.
Yo a lo mío, hola ¿qué? ¿Echando el rato? Vosotros a lo vuestro, (que no se os vayan a cortar (de más) las chuflas). Me puse a servirme una coca-cola, pero no había hielo. Fui a buscarlo y me gritaron que les estaba robando el whisky. ¡Cabrones! No era suyo. Y encima que les iba a dar la botella de regalo porque yo me tenía que ir al 12 y medio a pinchar… (Cómo jode que te insulten cuando encima quieres hacer una buena obra). Les explique que no la quería. Que se la podían quedar. Entonces me preguntaron ¿dónde está el Mundaka? A lo que yo respondí: EL MUNDAKA ESTÁ A TOMAR POR CULO. Y me fui. ¡Bye bye basura!


mañana las conclusiones finales de esa trilogía!

lunes, 5 de mayo de 2008

¡QUË EMPIECE LA FIESTA! LA PELÍCULA DE MI VIDA: SOS 4.8 ¡primera parte!


La vedarrrr, se ha levantado la veda. Ha empezado la temporada festivaltotal. Elegid, muchachos. Id a cuantos más mejor. Experimentad las posibilidades que nos presentan: la combinación de elementos ideal para, entre una infinita masa de gente anónima, hacernos sentir alguien, ¡qué va! No somos nadie (como decía mi abuelo). Pero por lo menos sí podemos sentir algo. Aunque sean muchas resacas. Yo ya he empezado. Lo que no nos decían nico y reed es que después de all tomorrow’s partys, venían las all tomorrow’s resacas. ¿Eh? ¡Pájaros!

¡QUE EMPIECE LA FIESTA! LA PELÍCULA DE MI VIDA: SOS 4.8 ¡primera parte!

(luces, rueden cámaras, acción!!! (artística, o no))
Acto primero. Recojo a Johann y nos vamos a comernos un arroz. Bien, el día empieza bien. El metre del restaurante estaba ido. Un tío muy cachondo con una mandíbula muy inquieta y batiente. Después de comer nos dejó una botella gigante de licor de hierbas. Y empiezan a sonar los smiths en el restaurante. El metre, claro, era la música de su época. Y Anne Clark, qué miedo. Eso lo explicaba todo. Bien, eso empezaba bien. (Avanza la cámara) me paro en una floristería y digo: ¿por qué no le regaláis unas flores a Rufus? Hecho! con un poco de dinero recaudado de vosotros, los contribuyentes, le compramos a Rufus WainWright unas bonitas orquídeas moteadas muy minimalistas.
(Fundido) Sale Johann del hotel con traje de chaqueta y bermudas. Guío al equipo de TVE hasta el festival por Murcia. Llegamos y nos colamos por un hueco del vallado. Al segundo ya me he perdido. Me topo con una perfomance. (Plano contra plano) Los bacilos. No es un grupo de rock pasado de moda. Bacilös. Con rollo histriónico robótico. Tíos vestidos con monos obreros y caretas de animales y megáfonos. Soltando consignas. Como soy un tipo normal pues volví corriendo a mi coche. Cogí mi careta de oso panda, mi gorro de albañil y mi megáfono (cosas que nunca deben faltar en un maletero) y me sumé a la perfomance. Eso no se lo esperaban. Sorprender a un perfomance haciendo una performance es multiplicar al cuadrado una performance. Al cubo casi. Además hice mi propia performance… digo, idiotez. Les dije que les había tocado un coche. Un coche piloto. Les regalaba las llaves de mi coche. Creo que al líder de la panda de bacilos no le hacía gracia mi presencia. Como su nombre indica, él era el que tenía que bacilar. Así que me escindí de mi grupo de hermanos oso y decidí pasear de esta guisa. Grabé un video de la gente mirándome mientras andaba, merece la pena ver la cara de la gente.
(Fundido en negro) Me encuentro de nuevo con J. y yo, sigo hecho un working panda bear de la vida. Están grabando y me proponen participar. La idea. Colarme en el plano de la cámara puesta en el suelo mientras J. se aleja de espaldas. Así que salté a la cámara. Grité: CHA CHA CHA, eché a andar. Y… me di una hostia contra un anónimo festivalero. Mi primera aparición en televisión en toda mi vida se iba al traste. Otra toma. Volví a aparecer en escena. Gritando a la cámara. SOSTENIIIBLEEEEE. A la mierda, se me cayó la careta. ¡Oh madresita! este hijo de la gran chingada había sido desvelado. Mi carrera televisiva empezaba por los suelos, como la cámara que tenia que asaltar. Por si eso fuera poco, me abordaron de nuevo para preguntarme qué era sostenibilidad. Sentados en el bonito chill out. Vale, no me dio tiempo a pensarme nada. SHIT. Intenté explicarme. Mierda, me puse nervioso. No pude prepararme. Intenté decir, en dos palabras… que eso era... lo de sostenible, eso, pues devolver a la naturaleza lo que le quitamos. Sin quitarle de más y tal. Rematé la faena tirando mi lata de estrella al suelo y diciendo: yo no llamaría a esto sostenibilidad. Deciden hacer otra toma. Entonces dije: ¿Sostenibilidad? Como bien sabes, querido amigo, tiene su origen en la palabra sostén. Eso me salió bordado. Como la lencería fina. Bien, de 48 horas de festival tienen que aparecer en 2 minutos de reportaje. En TVE-2 este jueves. ¿Me elegirán a mí y mi estúpida actuación en el montaje? Qué más da. CHA CHA CHA!

Labels