miércoles, 30 de marzo de 2011

La monja enana existe



¡Dios mío, LA MONJA ENANA que inspiró a una de las mierdas más grandes del pop español, en verdad os digo, que existe! Anda escondida tras un modesto escaparate. En un rinconcito vive ella, ajena a la realidad (igualito que las monjas grandes y los miembros de tan añorado grupo, fíjate tú). Aquí, sí, a lo suyo vive la monja enana. Se la ve empanada, con la mirada perdida en algún sueño de infancia inalcanzable. Pero qué esperas, teniendo cartón piedra y aire donde tendrían que estar los sesos. Exactamente igual les pasaba a los miembros del grupo y no es menos real que las monjas de tamaño estándar (aunque las monjas por alguna extraña filiación o contagio no pasan por los especímenes más esbeltos de su género) no reciben tampoco el don de dicha grisácea víscera de su padre-esposo-mascota: Dios-Jesús-Paloma. No discriminemos a las monjas enanas, porque en comparación con sus iguales solo pierden por un problema de escala.

1 comentario:

Lara dijo...

Uish, a mi las monjas me dan un poco de yuyu, jajajaja..

Labels