lunes, 10 de marzo de 2008

calentoncete





Libere a su sobrino, a su hermano pequeño, de la neurosis y de la represión de su subconsciente con una serie de pornorregalos. Para que aprenda lo que es "el tema" pronto. Que aprenda a pensar en lo único. Con esta terapia de shock infantil le aseguramos que cuando llegue a los 22 no será un popi virgen que espera una mujer-niña atontada llena de bisutería que querrá oír sólo a la casa azul... y que no se deja ni meter mano (nota: este ejemplo es pura ficción, si os ha pasado a alguno de vosotros, lo siento, no puedo ayudaros...)

1 comentario:

u minúscula dijo...

ah vale, a veces soy una lerda, ya sabes, no me entero de nada

que tal hermoso?

Labels